• Subscribe
    Fill something at the
    'Theme option > Overall Elements > Top Bar > Top Bar Subscribtion' section
  • Login
| Intranet |
VALENCIA 96 366 08 93
SILLA 96 005 40 67
CULLERA 96 203 51 97
hello@interlandschool.es

¿Hacemos un Easter Egg?

Siguiendo el rumbo de nuestro Facebook y nuestro Instagram, hemos decidido regalaros un nuevo post con un tutorial para poder realizar unos bonitos huevos de Pascua ¡Seréis la envidia de vuestros amigos en estas fiestas!

Los Easter Eggs son una sencilla manualidad y, además, es una manera muy divertida de poder pasar el rato, perfecta para dar un toque alegre a nuestra casa en plenas Pascuas. Lo primero que hay que hacer es preparar los huevos que vamos a trabajar: Existen 2 opciones: o bien lo hervimos hasta que quede duro o podemos vaciar el interior.

El primero de los pasos consisten en hervir el huevo. Los pondremos a hervir durante unos 8-10 minutos para que queden duros y consistentes. Es conveniente que los dejemos enfriar y los sequemos bien con papel de cocina.

A continuación hay deberemos teñir o pintar los huevos. Si elegimos la primera opción, tendremos que introducirlo en una cuenco con una cucharada de colorante alimenticio y dos de vinagre.

¡No te preocupes si no tienes colorante! Puedes crear tú introduciendo en el agua del cazo al hervir los huevos ingredientes naturales como espinacas (verde), remolacha (morado), azafrán (amarillo), café (marrón), arándanos (azul) y dejarlos durante unos 10-15 minutos. Cuanto más tiempo lo dejes en el líquido, más fuerte será el color que quedará al final.

Si decides pintarlos directamente, te recomendamos darle una primera capa blanca para que coja más el color.

Si optamos por pintar el huevo vació, deberemos, como bien hemos dicho ya, vaciar el huevo. Para ello, realizaremos, con sumo cuidado, dos orificios en cada uno de los extremos del huevo con ayuda de un alfiler y, una vez hechos, lo volcaremos.También podemos soplar por un agujero si te resulta más sencillo.

Lava bien el huevo y, después, sécalo con papel de cocina. Pasando ya a la pintura, deberemos introducir un palillo en el huevo vacío y clavarlo en una superficie blanda, como un trozo de corcho, para sujetar el huevo y poder pintarlo.

Por último pintaremos la base. Podemos teñir el huevo sumergiéndolo en un vaso lleno hasta la mitad, con un poco de pintura del color que más nos guste, vinagre y agua tibia.

Y, como último consejo, te diremos que, si quieres que el efecto de color sea borroso, podrás añadir un poco de aceite vegetal a la mezcla.